21 de enero de 2015

LOS TEXTOS LITERARIOS

LOS TEXTOS LITERARIOS

1. LOS TEXTOS LITERARIOS.
Un texto es un conjunto coherente de enunciados que forma una unidad de sentido completo y que   tiene una intención comunicativa (pretende transmitir un mensaje). Lo literario, por su parte, está    vinculado a la literatura, que es el arte hecho con palabras.
El texto literario es aquel que usa el lenguaje literario, un tipo de lenguaje que persigue un fin          estético para captar el interés del lector. El autor de literatura busca las palabras adecuadas para       expresar sus ideas de manera depurada y según un  cierto criterio de estilo.
Muchas son las características que identifican a un texto literario. No obstante, entre todas ellas       podríamos destacar las siguientes:

  1. Predominio de la función poética, ya que intenta transmitir un mensaje estético. El texto literario es una obra de arte, por lo que hará un uso bello del lenguaje.
  2. Es completamente ambiguo; en esto reside su riqueza de interpretación.
  3. Es connotativo, produciendo diversas posibilidades de interpretación de acuerdo con el contexto      literario y personal del lector. La connotación es la esencia del lenguaje literario, ya que este es       plurisignificativo.
  4. Abundancia de recursos literarios.
  5. La sintaxis es más flexible. El orden de los elementos puede variar.
  6. El vocabulario es preciso e insustituible. Una palabra no puede ser emplazada por otra, pues cambia la fuerza expresiva, aunque sea la misma idea.

2. LOS GÉNEROS LITERARIOS.
Un género literario constituye un modelo para el autor, que lo toma como base incluso para             destruirlo y crear uno nuevo, y un horizonte de expectativas para el lector, quien se enfrenta a los     textos con una idea previa cuando lee en la cubierta de un libro "poesías", "novela" o "drama".
Los grandes géneros literarios son la lírica, la narrativa y el drama.

3. EL GÉNERO LÍRICO.
El género lírico es aquel género literario que permite la expresión del estado de ánimo del poeta.     Los textos líricos presentan las siguientes características:

  1. Predominio de la función poética y de la función expresiva o emotiva (uso de la primera persona).
  2. No desarrollan una historia. Su contenido lo constituye la expresión de los sentimientos, las             emociones, las ideas, de una voz poética perteneciente a la ficción, que no debe identificarse con el autor, sino con el yo poético.
  3. Se centran en u único tema y son breves, lo que posibilita la acumulación de recursos expresivos.
  4. Suelen presentarse en verso, aunque también existen obras de prosa lírica, también conocidas como prosa poética.

Los principales subgéneros líricos son los siguientes:

  • La canción popular. Sus temas son amorosos y religiosos, aunque hay versiones satíricas. Es           habitual el monólogo, pero puede incluir diálogos. El vocabulario y la sintaxis son sencillos y la    métrica es variada, con predominio del arte menor. Ejemplo: las jarchas, los villancicos...
  • La canción petrarquista. Aborda los mismos temas que la canción popular, aunque en tono               individualista y culto. Métricamente, consta de cinco a diez estancias (agrupación de versos             heptasílabos y  endecasílabos con rima consonante).
  • La égloga. Presenta la vida del campo como situación idílica, en tono nostálgico y melancólico.      Suele estar formado por una introducción, cierre y diálogos intercalados entre pastores, que, por lo  general, versan sobre asuntos amorosos. La métrica es variada.
  • El himno. En la antigua Grecia, era un canto de alabanza a dioses y héroes que contenía ideales       religiosos, patrióticos, guerreros y políticos. Desde la Edad Media, perdura también el himno           litúrgico. Su métrica es variada.
  • El epigrama. Inicialmente, su tema fue de alabanza, aunque ha ido incorporando de formaprogresiva cualquier circunstancia con una salida sorprendente. Presenta variedad temática.
  • La elegía. Mezcla ingredientes tristes, melancólicos, sentimentales, fúnebres. Su métrica es variada.
  • La oda. Se dedica a grandes personajes, paisajes hermosos o especulaciones contemplativas. El lenguaje es muy elevado.
  • El soneto. Composición poética de origen italiano formada por cuatro estrofas (dos cuartetos y dos  tercetos) de arte mayor (versos endecasílabos), cuya distribución métrica sería la siguiente (ABBA ABBA CDC DCD) La distribución métrica de los tercetos puede variar.


4. EL GÉNERO NARRATIVO
La narrativa comprende aquellos textos que cuentan historias por medio de un narrador. Los textos pertenecientes al género narrativo responden a las siguientes características:

  1. Desarrollan una historia, es decir, una sucesión de acciones, por lo que en ellos predomina la           función referencial (tercera persona), además de la función poética.
  2. La historia es contada por el narrador, que, al igual que lo hechos narrados, pertenece al mundo de   la ficción.
  3. La modalidad del discurso predominante es la prosa, aunque para narrar se ha empleado el verso,    como es el caso de la épica o el romance.

Los principales subgéneros narrativos son los siguientes:

  • El poema épico. Narración extensa, en verso, que aborda la historia de un héroe unida al de su         pueblo. Se caracteriza por el empleo del verso de arte mayor y de frases hechas para describir a los personajes, conocidas como epítetos épicos.
  • El romance. Narración breve en verso (generalmente, octosílabos) con rima asonante en los versos  pares (los versos impares quedan sueltos)
  • La fábula. Narración breve, en prosa o en verso, con un propósito moral o ideológico. Presenta un   conflicto entre dos personajes (animales o seres inanimados) que pone de relieve la existencia de     vicios capitales. Si la moraleja aparece explícita, puede figurar al principio o al final, proferida por un narrador no personaje.
  • El cuento. Narración breve, en prosa, que presente una situación de conflicto y cuyo final puede ser abierto o cerrado. Suele desarrollarse en un espacio y un tiempo únicos, y, si incluye diálogos, son, por lo general, de corta duración. Los cuentos pueden contener una enseñanza por vía del ejemplo.
  • La novela. Narración extensa en prosa que presenta un mundo problemático y diverso. La historia   puede variar de espacio y tiempo. Se diferencia de la épica por la presencia de un protagonista          complejo y rico en matices.


5. EL GÉNERO DRAMÁTICO.
El drama reúne textos que se crean para ser representados; por lo tanto, hablar de drama implica       hablar de la representación de un texto en un espacio teatral.
Los textos dramáticos comparten las siguientes características:

  1. Desarrollan un historia que presenta directamente por medio de las palabras y/o de las acciones de   los personajes, si intervención de un narrador; predomina, pues, la función apelativa, la función       expresiva y la función poética.
  2. La forma de comunicación verbal relevante es el diálogo, y la modalidad discursiva puede ser tanto la prosa como el verso.
  3. Aunque los textos teatrales pueden ser leídos, su emisión y su recepción son esencialmente              colectivas, destinadas a ser representadas ante un gran público.

Los principales subgéneros narrativos son los siguientes:

  • La tragedia. Presenta un conflicto trágico que se traduce en un alto heroísmo vinculado a valores     éticos o religiosos. El héroe debe sobreponerse a un destino adverso.
  • La comedia. Enfoca la historia desde una visión cómica, en la que las imperfecciones humanas se   ven como naturales. Sus personajes son seres iguales o peores que los reales.
  • La tragicomedia. Mezcla elementos de la tragedia y de la comedia. Sus personajes pertenecen a la   nobleza y al pueblo y la acción no culmina en catástrofe. Su estilo es variado.
  • El drama. Presenta un conflicto, pero alejado de la grandiosidad de la tragedia. Generalmente, de    carácter realista y burgués, se centra en los problemas del hombre actual (familia, relaciones            profesionales y sociales).
  • El Auto sacramental. Pieza de corta duración relacionada con el sacramento de la eucaristía.             Vinculado a las fiestas litúrgicas, desarrolla pasajes bíblicos y vidas de santos.

También es necesario hablar de los subgéneros dramáticos considerados menores:

  • El entremés. Obra leve, en general humorística, con personajes populares. Se representaba al           comienzo o en medio de una pieza larga, cuyo argumento no siempre estaba conectado con ella. Los más famosos son los de Miguel de Cervantes, como, por ejemplo, El juez de los divorcios.
  • La farsa. Pieza cómica breve que se desarrollaba al margen de las fiestas y de las representaciones    religiosas.
  • El sainete. Con este nombre se conoce, a partir del siglo XVIII, el entremés. Los más destacados      son los de Ramón de la Cruz (El petimetre, El hospital de los tontos...)


No hay comentarios:

Publicar un comentario