18 de febrero de 2015

ACTIVIDADES DE REFUERZO Y REPASO: LA LITERATURA MEDIEVAL. 1º BACHILLERATO

¡Buenas!

En esta entrada incorporo diez actividades de refuerzo y repaso de la Unidad Didáctica destinada al estudio de la Literatura Medieval. Espero que os sirvan de ayuda. 
Atentamente, 
Alejandro Aguilar Bravo


1.      Diferencia las características del Mester de Juglaría y el Mester de Clerecía.
DIFERENCIAS
MESTER DE JUGLARÍA
MESTER DE CLERECÍA














2.      Analiza las características propias del amor cortés en la siguiente composición lírica:
Yo soy quien libre me vi...
Yo soy quien libre me vi,
yo, quien pudiera olvidaros;
yo só el que, por amaros,
estoy, desque os conoscí,
«sin Dios, y sin vos, y mí».
Sin Dios, porque en vos adoro,
sin vos, pues no me queréis;
pues sin mí ya está de coro
que vos sois quien me tenéis.
Assí que triste nascí,
pues que pudiera olvidaros.
Yo so el que, por amaros,
estó, desque os conoscí,
sin Dios, y sin vos, y mí.
Jorge Manrique, Poesía amorosa

3.      Identifica a qué composición literaria de la lírica primitiva medieval pertenece el siguiente texto:
Plega Dios que alguno quieras
Como yo, mi bien, te quiero,
Porque penes, porque mueras,
Porque sepas que de veras
Por tu sola causa muero.
Amada ni más ni menos
Seas como yo de ti,
Porque defectos ajenos
Te hagan mención de mí;
Y penes porque debieras
Quererme como te quiero;
Y por me cobrar te mueras
Y no puedas aunque quieras
Siendo yo muerto primero.

4.      A partir de esta composición lírica, define y señala sus principales rasgos:
Garid vos, ¡ay yermaniellas!,
¿cóm contenir el mio male?
Sin el habib non vivreyo:
¿ad ob l,irey demandare?

5.      Identifica a qué composición literaria pertenece el siguiente fragmento lírico. Debes indicar en todo momento todo lo que sepas de esta composición (autor, obra, métrica, temas principales, estilo)
¿Qué se hizieron las damas,
Sus tocados, sus vestidos,
Sus olores?

¿Qué se hicieron las llamas
De los fuegos encendidos
De amadores?
¿Qué se hizo aquel trovar,
Las músicas acordadas
Que tañían?
¿Qué se hizo aquel danzar
Y aquellas ropas chapadas
Que traían?

6.      Identifica a qué composición literaria pertenece el siguiente fragmento lírico. Debes indicar en todo momento todo lo que sepas de esta composición (autor, obra, métrica, estructura externa e interna, temas principales, estilo)
De los sos ojos     tan fuerte mientre llorando,
Tornava la cabeça    y estávalos catando.
Vio puertas abiertas    e uços sin cañados,
Alcándaras vazias   sin pielles e sin mantos
E sin falcones    e sin adtores mudados.
Sospiró mio Çid,     ca mucho avié grandes cuidados,
Fabló mio Çid    bien e tan mesurado:
- ¡Grado a ti, Señor     Padre que estás en alto!
¡Esto me an vuelto     mios enemigos malos!

7.      Identifica a qué composición literaria pertenece el siguiente fragmento lírico. Debes indicar en todo momento todo lo que sepas de esta composición (autor, obra, métrica, temas principales, estilo)
Esti prado fue siempre verde en onestat,
ca nunca ovo mácula la su virginidat,
post partum et in partu fue virgin de verdat,
illesa, incorrupta en su entegredat.


Las quatro fuentes claras que del prado manavan,
los quatro evangelios, esso significavan,
ca los evangelistas quatro que los dictavan,
quando los escrivién, con ella se fablavan.


Quanto escrivién ellos, ella lo emendava,
esso era bien firme lo que ella laudava;
parece que el riego todo d'ella manava
quando a menos d'ella nada non se guiava.

8.      Identifica a qué composición literaria pertenece el siguiente fragmento lírico. Debes indicar en todo momento todo lo que sepas de esta composición (autor, obra, métrica, temas principales, estilo)
Busqué trotaconventos,     cual me mandó el Amor,
De entre las más ladinas    escogí la mejor.
¡Dios y la mi ventura    guiaron a mi labor!
Acerté con la tienda    del sabio vendedor.

Pude dar con la vieja    que había menester,
Astuta y muy experta    y de mucho saber;
Ni Venus por Panfilo    más cosas pudo hacer
De las que hizo esta vieja    para me complacer.

Era una buhonera    de las que venden joyas;
Estas echan el lazo,     estas cavan las hoyas.
Son esos viejos sapos    con sus sabias tramoyas,
Quienes dan el mazazo    te conviene que oigas.

Siguiendo su costumbre,    estas tales buhonas
Andan de casa en casa    vendiendo muchas donas;
Nadie sospecha de ellas,    están con las personas,
Mueven, con sus soplidos,    molinos y tahonas.

9.      Identifica a qué composición literaria pertenece el siguiente fragmento lírico. Debes indicar en todo momento todo lo que sepas de esta composición (autor, obra, métrica, temas principales, estilo)

Romance de la pérdida de Alhama

Paseábase el rey moro
por la ciudad de Granada,
desde la puerta de Elvira
hasta la de Vivarrambla
-¡Ay de mi Alhama!
Cartas le fueron venidas
que Alhama era ganada.
Las cartas echó en el fuego,
y al mensajero matara.
-¡Ay de mi Alhama!
Descabalga de una mula
y en un caballo cabalga,
por el Zacatín arriba
subido se había al Alhambra.
-¡Ay de mi Alhama!
Como en el Alhambra estuvo,
al mismo punto mandaba
que se toquen sus trompetas,
sus añafiles de plata.
-¡Ay de mi Alhama!
Y que las cajas de guerra
apriesa toquen el arma,
porque lo oigan sus moros,
los de la Vega y Granada.
-¡Ay de mi Alhama!
Los moros, que el son oyeron,
que al sangriento Marte llama,
uno a uno y dos a dos
juntado se ha gran batalla.
-¡Ay de mi Alhama!
Allí habló un moro viejo,
de esta manera hablara:
-¿Para qué nos llamas, rey?
¿Para qué es esta llamada?
-¡Ay de mi Alhama!
-Habéis de saber, amigos,
una nueva desdichada:
que cristianos de braveza
ya nos han ganado Alhama.
-¡Ay de mi Alhama!
Allí habló un alfaquí,
de barba crecida y cana:
-Bien se te emplea, buen rey,
buen rey, bien se te empleara
-¡Ay de mi Alhama!
-Mataste los Bencerrajes,
que eran la flor de Granada;
cogiste los tornadizos
de Córdoba la nombrada.
-¡Ay de mi Alhama!
Por eso mereces, rey,
una pena muy doblada:
que te pierdas tú y el reino,
y aquí se pierda Granada.
-¡Ay de mi Alhama!


10.  Indica a quién pertenece el siguiente texto y comenta todo lo que sepas de su autor, la obra, temas, estilo, estructuras…
Cuento XVI

La respuesta que le dio el conde Fernán González a Nuño Laínez, su pariente

Conde Lucanor hablaba un día con Patronio de este modo:

-Patronio, como bien sabéis, yo ya no soy joven y, además, he pasado muchos trabajos y dificultades en mi vida. Sinceramente os digo que ahora querría descansar y dedicarme a la caza, olvidándome de preocupaciones y tareas más pesadas; como sé que siempre me habéis aconsejado con mucho acierto, os ruego que me digáis lo que más me conviene hacer.

-Señor conde -dijo Patronio-, aunque no os falta razón en lo que me decís, me gustaría que supieseis lo que contestó una vez el conde Fernán González a Nuño Laínez.

El conde le pidió que le contase lo que entre ellos había ocurrido.

-Señor conde -dijo Patronio-, el conde Fernán González vivía en Burgos, después de haber luchado muy duramente por defender su tierra. Una vez que estaba allí más sosegado y en paz, le dijo Nuño Laínez que ya le convenía alejarse de tantas disputas y contiendas, para descanso suyo y de sus gentes.

»Le respondió el conde que nadie del mundo desearía tanto como él descansar y disfrutar de la paz si pudiera, pero bien sabía don Nuño que estaban en guerra con los moros, con los leoneses y con los navarros, por lo que, si ellos se dedicaban al ocio, sus contrarios les atacarían en seguida, y si se marcharan de caza con buenas aves de cetrería, siguiendo el cauce del Arlanzón, montados en buenas mulas gordas, sin mantener la defensa de sus tierras, bien lo podrían hacer, pero les sucedería como dice el antiguo refrán: «Murió el hombre y murió su nombre». Mas si, por el contrario, queremos olvidar las comodidades y nos esforzamos por defender este joven reino y acrecentar nuestra honra, dirán cuando muramos: «Murió el hombre, pero no murió su nombre». Y como hemos de morir, felices o desgraciados, no me parece que sea bueno dejar de hacer, por preferir el descanso y los placeres, lo que después de muertos mantiene viva la buena fama de nuestros hechos y gestas.

»A vos, señor conde, pues sabéis que habéis de morir, nunca podré aconsejaros que, por buscar placeres y descanso, dejéis de hacer lo que corresponde a vuestro estado, para que así, una vez muerto vos, viva siempre la fama de vuestras grandes empresas.

Al conde le gustó mucho este consejo de Patronio, lo siguió y le fue muy bien.

Y como don Juan comprendió que se trataba de un cuento muy bueno, lo mandó escribir en este libro e hizo los versos que dicen así:

Si por descanso y placeres la buena fama perdemos,
al término de la vida deshonrados quedaremos.

FIN

2 comentarios:

  1. Muchas Gracias por las actividades, nos resulta más fácil a la hora de estudiar la teoría.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti, Natalia, por hacer que sean prácticas.

      Eliminar