19 de abril de 2019

SECUENCIACIÓN DE ACTIVIDADES. LAS NOVELAS DEL RENACIMIENTO: NOVELAS DE CABALLERÍAS. ACTIVIDADES DE MOTIVACIÓN PARA TRABAJAR LAS NOVELAS DE CABALLERÍAS EN EL RENACIMIENTO EN BACHILLERATO.

Estimados Poeliteratos:
Hoy, 17 de abril, os presento una nueva secuenciación de actividades destinada al estudio de las novelas del Renacimento, más concretamente, en las novelas de caballerías. Las actividades están destinadas al primer curso de Bachillerato. 
Espero que os gusten las actividades. 
Atentamente, 
Alejandro Aguilar Bravo.



1ª Actividad. Actividad de inicio y motivación. El amanecer de la novela caballeresca. 

Descripción de la actividad. Visionado de un breve documental sobre las novelas de caballerías del siglo XVI, centrándose principalmente en la novela del Amadís de Gaula. Tras ello, se realizará una puesta en común sobre el contenido del documental.


Recurso. El enlace del documental es el siguiente: https://youtu.be/F0j0TELYUTM 
Agrupamiento. Actividad en gran grupo. 
Tiempo estimado. 10 minutos. 


2ª Actividad. Actividad de desarrollo y motivación. Explicación teórica. 

Descripción de la actividad. Explicación teórica sobre las principales novelas del Renacimiento (caballerías, sentimental, bizantina, morisca, picaresca, bucólica y otras manifestaciones)







Recurso. Para el desarrollo de esta actividad, se hará uso de una presentación multimedia diseñada por el profesor en Genuially, cuyo enlace es el siguiente:
https://view.genial.ly/5cba04b719b9840f6b738de2/presentation-genially-sin-titulo
Agrupamiento. Actividad en gran grupo. 
Tiempo estimado. 15 minutos. 

3ª Actividad. Actividad de desarrollo y motivación. Combatiendo gigantes, que no molinos. 

Descripción de la actividad. Tras la lectura de un fragmento de la novela de Garci Rodríguez de Montalvo, Amadís de Gaula, los discentes deberán responder a una serie de preguntas relacionado con el contenido del texto. 

FRAGMENTO DEL AMADIS DE GAULA

LIBRO I

Capítulo 12



De cómo Galaor se combatió con el gran gigante, señor de la peña de Galtares.

Al gigante fueron las nuevas y no tardó mucho, que luego salió en un caballo y él parecía sobre él tan gran cosa que no hay hombre en el mundo que mirar lo osase, y traía unas hojas de hierro tan grandes que desde la garganta hasta la silla que cubría y un yelmo muy grande y muy claro y una gran maza de hierro muy pesada con que hería. Mucho fueron espantados los escuderos y las doncellas de lo ver, y Galaor no era tan esforzado que entonces gran miedo no hubiese. Mas cuanto más a él se acercaba más le perdía. El gigante le dijo: —¡Cautivo caballero, cómo osas atender tu muerte, que no te verá más el que acá te envió y aguarda y verás cómo sé herir de maza.

Galaor fue sañudo y dijo: —¡Diablo!, tú serás vencido y muerto con lo que yo traigo en mi ayuda, que es Dios y la razón. El gigante movió contra él, que no parecía, sino una torre. Galaor fue a él con su lanza baja al más correr de su caballo y encontróle en los pechos de tal fuerza que la una estribera le hizo perder y la lanza quebró. El gigante alzó la maza por lo herir en la cabeza y Galaor no lo alcanzó sino en el brocal del escudo y quebrando los brazales y el tiracol se lo hizo caer en tierra y a pocas Galaor hubiera caído tras él y el golpe fue tan fuerte dado, que el brazo no pudo la maza sostener y dio en la boca de su mismo caballo, así que lo derribó muerto y él quedó debajo; y queriéndose levantar, habiendo salido de él a gran afán, llegó Galaor y diole de los pechos del caballo y pasó sobre él bien dos veces antes que se levantase y a la hora tropezó el caballo de Galaor en el del gigante y fue a caer de la otra parte. Galaor salió del suelo, que se veía en aventura de muerte, y puso mano a la espada que Urganda le diera, y dejóse ir contra el gigante que la maza tomaba del suelo y diole con la espada en el palo de ella y cortóle todo que no quedó sino un pedazo, que le quedó en la mano, y con aquél lo hirió el gigante de tal golpe por encima del yelmo que la una mano le hizo poner en tierra, que la maza era fuerte y pesada, y él, que hería de gran fuerza, y el yelmo se le torció en la cabeza, mas el cómo muy ligero y de vivo corazón fuese, levantóse luego y tomó al gigante, el cual le quiso herir otra vez, pero Galaor, que mañoso era, y ligero andaba, guardóse del golpe y diole en el brazo con la espada tal herida que se lo cortó cabe el hombro y descendiendo la espada a la pierna, le cortó cerca de la mitad. El jayán dio una gran voz y dijo: —¡Ay, cautivo!, escarnido soy por un hombre solo, y quiso abrazar a Galaor con grande saña, mas no pudo ir adelante por la gran herida de la pierna y sentóse en el suelo. Galaor tornó a lo herir y como el gigante tendió la mano por lo trabar diole un golpe que los dedos le echó en tierra con la mitad de la mano; y el jayán, que por lo trabar se había tendido mucho, cayó y Galaor fue sobre él y matóle con su espada y cortóle la cabeza. Entonces vinieron a él los escuderos y las doncellas y Galaor les mandó a los escuderos que llevasen la cabeza a su señor; ellos fueron alegres y dijeron: —¡Por Dios!, señor, él hizo en vos buena crianza, que vos ganasteis el prez y él la venganza y el provecho. Galaor cabalgó en un caballo de los escuderos y vio salir del castillo diez caballeros en una cadena metidos que le dijeron: —Venid a tomar el castillo, que vos matasteis el jayán, y nos, los que le guardaban.

Cuestiones
  1. Elabora un resumen del fragmento. 
  2. Indica el tema principal de la composición. 
  3. Establece la estructura del fragmento. 
  4. Identifica las características de las novelas de caballerías a partir del siguiente fragmento de la obra de Garci Rodríguez de Montalvo. 
Recurso. Fotocopia del fragmento. 
Agrupamiento. Actividad en gran grupo (Lectura del fragmento)  e individual (Elaboración de las preguntas relacionadas con el texto). 
Tiempo estimado. 20 minutos. 

4ª Actividad. Actividad de desarrollo y motivación. Tanto caballero que cabalga por el mundo entero. 

Descripción de la actividad. A partir de un enlace del blog Lletradictes, los discentes deberán realizar un retrato de los principales caballeros andantes de nuestra literatura: Tirante el Blanco, Amadís de Gaula, El Caballero Zífar y Don Quijote de la Mancha. En el retrato deberán incluir la siguiente información: el nombre de su escudero, el de su amada, el de su montura y el de su espada. 


Recurso. La actividad deberá realizarse en formato digital por medio de la aplicación CANVAS, PIKTOCHART o GENIALLY. Se presentará en formato A4 y se entregará en la siguiente sesión. 
Agrupamiento. Actividad en pequeño grupo (4 alumnos)
Tiempo estimado. 5 minutos (Solo presentación de la actividad). 




No hay comentarios:

Publicar un comentario